Open the menu

« BLOG

MATERIALES, USOS Y RECOMENDACIONES

Los materiales más utilizados en la elaboración de nuestros muebles son: Maderas como roble francés, roble americano, acacia, mango, nogal, MDF laminado; Aceros electro pintados; Mármol; Cuero, Eco-cuero, Telas y tapices para interior como también tapices con protección UV y resistencia al agua, esto sólo en los muebles de exterior.
Se deber tener en cuenta el tipo de material utilizado en el mueble para su cuidado y preservación.

Los muebles de madera.

Al ser la madera una fibra natural tiene por naturaleza extenderse o contraerse según sea el ambiente donde estará ubicado, por tanto y teniendo en cuenta el tipo de madera considere las siguientes recomendaciones:

• Realizar una limpieza profunda de los muebles al menos una vez por semana.
• No utilizar productos de aseo que contengan alcohol y/o amoniaco, ya que éstos son abrasivos y contribuyen a la pérdida de brillo y color.
• ¡Cuidado con el agua! Ésta puede hinchar y/o encorvar la madera.
• Si se utilizan aceites de limpieza, no aplicar con demasiada frecuencia, ya que éstos pueden crear una capa pegajosa en la superficie, oscureciendo y ocultando la veta de la madera.
• El calor y el sol en exceso pueden llegar a ser muy agresivos y perjudiciales con éste material, disminuyendo su acabado, su color e incluso manchándolo o aún más resecándolo y producirle grietas.
• Al momento de comer, es recomendable utilizar manteles o similares para proteger la superficie, especialmente si se apoyarán sobre ella objetos calientes, ya que los cambios de temperatura pueden afectar notablemente la madera.
• Tampoco hay que permitir que los líquidos entren en contacto con ella.
• No utilizar herramientas cortantes directamente sobre la mesa.

Los muebles de MDF.

El Fibropanel de Densidad Media o MDF es un producto de madera reconstituida no apta para exteriores o ambientes húmedos por lo que recomendamos:
• Limpiar con paños secos o productos especializados para este material.
• Evitar el contacto con el agua, ya que al humedecerse este producto tiende a inflarse o deformarse.
• No colocar peso excesivo pues puede deformarse.

Los muebles de piedra.

El mármol es la piedra más utilizada en nuestras colecciones, por lo que recomendamos:
• Mantenerlo limpio ayuda a prolongar su conservación y durabilidad.
• Al tratarse de un material poroso, puede resultar en un problema el verter líquidos sobre él. Por ello, es esencial que ante esta situación, limpiemos la super¬ficie inmediatamente, para así evitar que el líquido penetre y se adhiera.
• Se recomienda que la limpieza diaria se lleve a cabo solo con agua y una esponja, y en caso de querer usar un jabón, este debe ser de tipo neutro o suave.
• El cloro puede ser una solución efectiva a la hora de limpiar superficies de mármol, debido a que la utilización de otros limpiadores con un alto pH y/o productos corrosivos sobre él, dañarán la superficie, pudiendo hacer que se raje y acaben con su color y brillo natural.
• Al igual que cualquier otra piedra natural, el mármol es sensible a los choques térmicos, es decir, a los cambios bruscos de temperatura en su superficie. Es por esto, que se recomienda utilizar un paño de base para proteger la cubierta del calor o frío directo.
• Si bien en los mármoles es posible aplicar un sellante protector, debemos recordar que esto es algo que debemos hacer de forma constante, ya que el efecto de este, con el uso y el paso del tiempo, se pierden.

Los muebles de metal.

• Evite la exposición del mueble en ambientes húmedos o que reciban brisa marina.
• Algunas de nuestras colecciones son de acabado artesanal, procure su limpieza usando sólo paños secos, evite sustancias o fibras abrasivas para evitar el deterioro de sus muebles.
• Evite golpes o el roce con otros materiales que puedan dañar su acabado.

Los muebles de tela.

La mayoría de nuestros productos utilizan tapices de interior, las recomendaciones para nuestras telas son:

• La limpieza cotidiana puede ser realizada por medio de una aspiradora que permita poder retirar el polvo u otras partículas de manera fácil; otro tipo de limpieza es recomendable tratarlo con un especialista que determine según el tipo de tela.
• Proteja el producto de la humedad, ya que esta puede hacer que se produzcan focos de moho; si por accidente el mueble se llegase a mojar procure secarlo en un ambiente ventilado de forma natural, nunca lo acerca a fuentes de calor directo.
• Proteja también el producto de la irradiación solar directa, ya que los rayos UV pueden decolorarla y/o resecarla.
• No exponga su mueble a fuentes de calor directo o al fuego.
• Procure mantener sus muebles alejados de sus mascotas, ya que estos los pueden rasgarlos o marcharlos.

Los muebles de cuero y Eco cuero.

• Evite la exposición prolongada del sol, de esta manera lo cuida de la decoloración y deshidratación.
• No exponga su mueble a ambientes húmedos.
• Aleje el mueble de fuentes de calor directo.
• Para la limpieza se recomienda el uso de paños secos, otro tipo de limpieza más exhaustiva se recomienda tratar con un profesional. Evite utilizar elementos de limpieza que puedan rayarlo.

Muebles de plumas con espuma y fibras naturales (Lino, algodón y yute).

Los muebles o sillones con cojines rellenos de plumas suelen aplacarse con el pasar del uso, para volverlos a su estado original es recomendable sacudir los cojines con cuidado, con la idea de que la mezcla de espuma y plumas vuelvan a tomar forma.

Nuestras telas elaboradas de lino, algodón y yute son 100% naturales, biodegradable e hipoalergenicas. Las fundas desmontables son lavables solo al seco, no planchar, no usar blanqueador ni secadora.